Escoge a tus padres…