Transitorios, los factores que impulsaron la inflación: BdeM

0
224

Los factores que provocaron el repunte de la inflación en 2017 hasta un nivel no visto en 17 años son “claramente de carácter transitorio”, aseguró este jueves Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México.

Sostuvo que a partir de este comenzará a observarse una tendencia de disminución de los precios, aunque no descartó la existencia de riesgos, como los relacionados con el comportamiento del tipo de cambio del peso frente al dólar. Ratificó que, hacia finales de 2018, el nivel de precios convergerá al objetivo del banco central de 3 por ciento anual.

“Claramente el nivel de inflación no nos gusta, hubo un incremento muy pronunciado, fue un año muy adverso”, dijo Díaz de León al participar en la vigésimo quinta edición del Seminario de perspectivas económicas, organizado por el Instituto Tecnológico Autónomo de México.

En cuanto a la inflación, dijo Díaz de León, son “tiempos adversos, con niveles no registrados en muchos años”, pero afirmó que la decisión de política monetaria de elevar las tasas de interés, hasta un nivel actual de 7.25 por ciento, “ha sido la correcta para regresar a la meta” inflacionaria de 3 por ciento.

El repunte de la inflación en 2017 estuvo determinado por la depreciación del peso, especialmente en el primer semestre y debido a la incertidumbre en torno a la relación comercial con Estados Unidos; y a que en el último trimestre del año ocurrió un incremento en los precios del gas LP, por caídas en la producción en Estados Unidos.

“La inflación comenzó a mostrar una inflexión a la baja en agosto, con un nivel de 6.66 por ciento, y se preveía que podría seguir. Lo que tuvimos después fueron choques adicionales en el último trimestre, sobre todo ligados a temas que afectaron la producción de gas y de frutas y verduras en Estados Unidos, y que incrementaron los precios”, afirmó. “Son claramente efectos transitorios”, añadió.

A pesar de los choques que afectaron la inflación de manera importante en 2017, la política monetaria ha tenido ancladas las expectativas de mediano y largo plazo, sostuvo.

La Jornada