La impunidad por corrupción frustra a los mexicanos: OCDE

0
292

Los casos de impunidad contra actos de corrupción en México “indignan y frustran”, asegura el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría Treviño.

Afirma que aun cuando hay personas que están detenidas, la existencia de prófugos de la justicia obliga a afinar los sistemas para que haya una alta probabilidad de que se castigue a quien comete un delito.

“Hay que afinar los sistemas para que quienes tengan una mala idea calculen que hay alta probabilidad de que se les castigue, y así se evite el abuso del que hoy hablamos y que nos tiene muy indignados y frustrados”, manifiesta.

A pregunta expresa sobre los casos de corrupción en el país por parte de ex gobernantes de estados, Gurría comenta que existen casos en los que ya están detenidos quienes cometieron “faltas inaceptables y que abusaron de sus competencias, capacidades y prerrogativas”, lo que evidencia que las instituciones actúan y funcionan.

Sin embargo, reconoce que aunque varios de ellos están detenidos, aquellos que no lo están son prófugos de la justicia, lo que genera “escándalo y enorme frustración”.

“No se puede ignorar la gravedad de los hechos ni hacer juicios sin considerar que en al aparato público hay voluntad. Voluntad del gobierno para castigar a los culpables. Así que cuando hay evidencia de culpa y al mismo tiempo no se actúa, hay todo el derecho de exigir”, añade.

El funcionario explica que en transparencia y combate a la corrupción es necesario prevenir, porque no hay nadie que sea más honrado que otro, no hay ningún país que sea genéticamente más honesto que otro, sino que hay mayores o menores oportunidades de ser identificados o de mayor impunidad.

Ante dicha realidad, el responsable del organismo internacional dice que después de las reformas estructurales que se aprobaron en el sexenio actual queda pendiente el realizar cambios en Estado de derecho, justicia y seguridad, que son temas “íntimamente relacionados con las expectativas y el comportamiento económico de los inversionistas”.

Para el ex secretario de Hacienda y de Relaciones Exteriores —durante el sexenio de Ernesto Zedillo—, sin importar quién gane las próximas elecciones presidenciales, el país cuenta con sistemas internos que equilibran y limitan la libertad para gobernar, además de la presión que ejercen otros países del mundo que buscan atraer inversiones, empleos y comercio, y eso restringe las políticas que pueda tomar un mandatario.

El Universal