Cuotas: la disputa diaria por la caseta de Huitzo

0
196

Militantes de Organizaciones Expresivas Universitarias tomaron la caseta de peaje de Huitzo, de la autopista Cuacnopalan-Oaxaca a fin de protestar en contra de la detención de dos de sus compañeros.

Apenas tres días antes, estudiantes de la Coordinadora Estudiantil Normalista del Estado de Oaxaca se burlaron del operativo que anunció la Policía Federal para evitar la toma de casetas de peaje, y tomaron el control de la ubicada en Huitzo.

Una semana antes, integrantes de la organización Movimiento Lubizha y del Frente Nacional Indígena y Campesino tomaron la caseta de San Pablo Huitzo, protesta que realizan para exigir atención a sus demandas de carácter social, además que piden la renuncia del titular del Instituto Oaxaqueño de Atención al Migrante (IOAM), Rufino Domínguez Santos.

De esa forma, es posible hacer un recuento todavía mayor de la enorme cantidad de tomas que tiene la caseta de Huitzo por parte de organizaciones sociales, que buscan protestar como un medio para poder acceder a los millonarios recursos de que se pueden apoderar al recaudar ellos “cuotas voluntarias” que piden a los automovilistas para permitirles continuar su viaje.

Caminos y Puentes Federales ha informado que por cada toma de siete horas de la caseta de peaje de San Pablo Huitzo, se dejan de captar al menos 500 mil pesos, pues por hora los inconformes logran obtener hasta 70 mil pesos.

A partir de eso se puede entender el lucrativo negocio que significa la toma de esa caseta, y por eso tanto interés de las organizaciones sociales por viajar hasta ese sitio para realizar ahí sus protestas, hacer “boteo” e incluso cobrar por permitir el paso a los automóviles.