Alan Pulido escapó tras golpear a secuestrador: Procuraduría; descarta montaje

0
200

El futbolista Alan Pulido pudo escapar porque forcejeó, golpeó y le quitó el teléfono celular a uno de sus secuestradores, con el que llamó al número de emergencias 066.

Incluso fue él quien abrió la puerta para poder huir de la casa de seguridad donde lo tenían, pero en ese momento se encontró con los policías que iba a su rescate.

Así lo aseguró el procurador de Tamaulipas, Ismael Quintanilla Acosta, en entrevista con Adela Micha en Grupo Imagen Multimedia, y descartó que la inverosímil escena sea un montaje armado por las propias autoridades y el jugador del Olympiacos de Grecia.

“Lo tuvieron en un casa de seguridad y de los cuatro que lo habían privado de la libertad, dos lo cuidaban y en una de esas uno de ellos se quedó con él. Pudo en un momento dado hacer la llamada. Hubo intercambio de golpes entre ellos (Alan Pulido y el secuestrador) y habló inmediatamente. Como se estaba trabajando en un operativo intenso, rápido se ubicó el domicilio y se pudo rescatar afortunadamente con bien.

“El celular era el del delincuente. Se lo quita y marca al 066” y “se acercaron de manera rápida las corporaciones que estaban a la mano”, dijo el funcionario local.

“Es una casa de seguridad de dos plantas y él estaba en la planta alta. Y llega un momento en que lo dejaron solo y él allá, al estar solo, maniobra y en una de esas puede zafarse y es como forcejea con la persona que lo estaba cuidando y de hecho todo fue muy rápido. Avisa y es como llega la Policía en cuestión de minutos”, insistió el procurador.

Mencionó que “cuando lo sacamos tiene una lesión en la mano cuando rompe un vidrio para querer abrir la puerta justo cuando iba llegando la Policía”. Inclusive Alan Pulido pensó que los policías eran los secuestradores y ellos pensaron que el ruido de los vidrios eran balazos, señaló. “Se cortó una muñeca, pero nada de gravedad.”

Quintanilla Acosta intentó salir al paso de las críticas en redes sociales por la explicación de las autoridades sobre cómo ocurrieron los hechos y negó que se trate de un montaje con propósitos de corte político electoral.

“Mi opinión personal es que creo que es muy injusto que se mencione de esta forma porque decían por acá que todo está armado, y pues entonces se necesita un equipo muy grande de actores, si todo está armado: la Policía Federal, los elementos de Sedena, la fuerza estatal, la Policía Ministerial, todos los que estamos participando en el Grupo de Coordinación Tamaulipas son muy buenos actores y a lo mejor el deportista pues también es muy buen actor, como para prestarse a una cosa de estas. Es muy doloroso pensar que la gente quiera que lo hayan matado o que le haya pasado algo más grave como para creer que sí es cierto.”

Excélsior