Luego de tres días de parálisis en los hospitales y clínicas de todo el territorio estatal, la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA) anunció la conclusión de la protesta luego de llegar a acuerdos con el gobierno del estado.

Esto ocurre en medio de recurrentes protestas por la falta de atención a las necesidades de los centros de salud, lo cual desde la falta de materiales de curación y medicamentos, hasta el retraso en el pago de salarios y la insuficiencia de personal para atender las necesidades de atención de la población.  Ejemplo de ello han sido las varias mujeres que han dado a luz a sus hijos a las afueras de los centros hospitalarios, por la falta de atencion y sensibilidad de quienes debían atenderlas.

La semana pasada, antes de reanudar los trabajos en el sector, los sindicalizados realizaron un mitin. A partir de las 12:30 horas del viernes, se reinició parte del servicio de oficinas de la Secretaría de Salud, hospitales y centros de salud del estado, sin embargo, hasta hoy lunes 19 se regularizarían los servicios totalmente.

“Reconocemos el esfuerzo de las autoridades, su intención de atender nuestras demandas, pero no vamos a dejar de luchar para que se respeten los derechos de los trabajadores, sobre todo cuando cumplen con su labor”, comentó el secretario general del sindicato.

LOS ACUERDOS

El líder informó que el gobierno ya depositó el adeudo correspondiente al aguinaldo de los trabajadores. Detalló un compromiso del sindicato nacional y el gobierno estatal para que se aplique el concepto 07 para la certeza laboral de más de 4 mil trabajadores.

En el pago a terceros, les entregarán un calendario para que les liberen 80 millones de pesos y ellos cubran sus pendientes. Además que se reunirán con la secretaria federal de salud, Mercedes Juan López, para tener más respuestas.

La inconformidad de los sindicalizados se basó en el adeudo de 48 millones de pesos que los Servicios de Salud de Oaxaca tienen con trabajadores regularizados a quienes no pagaron aguinaldos, así como mil millones de pesos que no se han pagado a instituciones financieras, por lo que muchos de los trabajadores están en Buró de Crédito.

“Lamento las molestias que causamos a la ciudadanía con el cierre de hospitales, centros de salud y la marcha, porque sabemos que están hartos de bloqueos, pero es la única forma en que las autoridades se dan cuenta de lo importante que es la salud en el estado”, expresó Félix Pacheco.